Diez negritos se fueron a cenar. Uno de ellos se asfixió y quedaron
Nueve.
Nueve negritos trasnocharon mucho. Uno de ellos no se pudo despertar y quedaron
Ocho.
Ocho negritos viajaron por el Devon. Uno de ellos se escapó y quedaron
Siete.
Siete negritos cortaron leña con un hacha. Uno se cortó en dos y quedaron
Seis.
Seis negritos jugaron con una avispa. A uno de ellos le picó y quedaron
Cinco.
Cinco negritos estudiaron derecho. Uno de ellos se doctoró y quedaron
Cuatro.
Cuatro negritos fueron a nadar. Uno de ellos se ahogó y quedaron
Tres.
Tres negritos se pasearon por el Zoológico. Un oso les atacó y quedaron
Dos.
Dos negritos se sentaron a tomar el sol. Uno de ellos se quemó y quedó nada más que
Uno.
Un negrito se encontraba solo. Y se ahorcó y no quedó...
¡Ninguno!


¿Hace falta decir más? Diez personajes solos en una isla. Todos víctimas, todos culpables. Otra novela de esta maga del suspense que nunca decepciona.

OPINIONES:
........................ .

- El bibiliófilo enmascarado
- El lector empedernido

- Más allá del papel
- Libros en mi memoria